Diversión y solidaridad en El Confital

La avenida de Las Canteras ayer se despertó teñida del verde lima de la carrera solidaria El Corte Inglés Summer Run 2017, en una jornada de deporte y diversión en la que participaron más de un millar de ganadoras. Unidas por el compañerismo de una prueba solidaria, las participantes se olvidaron de las marcas para disfrutar de una prueba que se consolida en el calendario de la isla.

Desde primera hora de la mañana, bañistas y espectadores encendieron el ánimo de las participantes, en una jornada que se extendió hasta pasadas las 13 horas. Las mujeres fueron las protagonistas de la mañana en la playa capitalina, en la que recorrieron la avenida de Las Canteras en un trayecto que arrancó del Auditorio Alfredo Kraus pintando de verde el trayecto hasta la línea de meta en el marco natural de la playa de El Confital.

Las tres modalidades deportivas reunieron a más de 1.000 corredoras solidarias

Música en directo, fiesta de la espuma, trofeos, sorteos y un ambiente cargado de emociones y espíritu de superación conquistaron a participantes y a un público de todas las edades, que se entregó a la deportividad.

La primera en cruzar la meta de El Cortés Inglés Summer Run 2017 fue Yurena Pérez, que paró el cronómetro con un tiempo de 21 minutos y 35 segundos, rompiendo el hielo para las más de mil participantes que la secundaron. A sprint y como un torbellino de energía, Yurena Pérez inauguró la línea de llegada en la que ha confesado que repetirá porque le ha encantado “el recorrido y el ambiente que se respira en esta prueba”, que ha logrado combinar una jornada llena de diversión con “su pasión por correr”.

Le siguió en el podio de los 4,6 kilómetros Tania Monzón que terminó el recorrido en 22 minutos y 4 segundos, batiendo en apenas unos segundos a la tercera clasificada, Constanza Testa con 22 minutos y 16 segundos.

“Me ha encantado el recorrido y el ambiente que se respira en esta prueba”

La modalidad de los 8 kilómetros fue completada por Guacimara Martín en un tiempo de 43 minutos y 51 segundos, una marca que la convirtió en la más rápida de la clasificación Mix. La esperaban en la meta sus hijas, que recibieron a la campeona de la categoría entre aplausos, a los que se unió el gran grupo congregado en la línea de llegada. “Esta carrera está llena de compañerismo”, ha asegurado, y aunque “se me ha hecho más dura que otros años” estuvo contagiada “por el apoyo de la gente en todo el trayecto”.

Marta Padrón fue la siguiente en cruzar la meta de los 8 kilómetros con un tiempo de 44 minutos y 42 segundos, a la que la acompañó en tercera posición en la clasificación María Leticia Delgado con una marca de 45 minutos y 23 segundos.

Por segundo año consecutivo la modalidad de los 12 kilómetros se rindió ante la velocidad de Kerstin Engelmann-Pilger que paró el tiempo en 55 minutos y 12 segundos. “Es un placer correr rodeada de tanta gente y con tantas compañeras en el camino”, ha declarado en los apenas 8 minutos que la separaron de la segunda clasificada, Sabina Rivero. Cerró el podio Carolina del Carmen Rodríguez con una marca de 1 hora, 4 minutos y 49 segundos en el palmarés.

Las participantes olvidaron el cronómetro para disfrutar de la jornada

Todas las clasificadas coincidieron en que en el día de ayer el cronómetro era lo menos importante, decantándose por un ambiente contagioso de solidaridad y deporte. Tal y como lo ha definido Luis Gutiérrez, director de la Clínica del Carmen, único centro femenino especializado de la isla y entidad colaboradora del evento, esta prueba “reúne a las mujeres en un acto solidario” y las invita “a correr unidas por una buena causa”, ha explicado.

La misma idea ha expresado Tomás Estévez, profesional de la publicidad y marketing, que ha destacado el “espíritu solidario que promueve” al “fomentar la participación ciudadana, impulsando valores de compañerismo e igualdad en el deporte” en una iniciativa “de la que debemos estar orgullosos” y que no entiende de edades ni de competitividad.

Sin importar la edad

La carrera popular El Corte Inglés Summer Run ha vuelto a reunir bajo sus dorsales a participantes de todas las edades. Así lo ha confirmado la participación de Juana Cardona, que con sus 73 años ha repetido una vez más en la prueba como la participante más veterana en la clasificación. Con una energía pegadiza, Juana ha conquistado la meta de esta carrera popular con su ejemplo de superación.

Música en vivo

Las casi un millar de ganadoras fueron cruzando la meta acompañadas de la música en directo del grupo Crossfire, que amenizó la espera de las últimas corredoras en completar el recorrido. Con un concierto bajo el sol, las deportistas se repusieron de la carrera en un ambiente de ritmo y baile que arrancó a las 12 de la mañana y que dio paso a la entrega de premios y a las decenas de sorteos que tenían programados los organizadores y patrocinadores de la prueba.